Proveedores y consumidores de seguridad, por primera vez juntos

Históricamente la seguridad, especialmente lo relativo a las tecnologías que a ella se aplican (comúnmente llamada “seguridad electrónica”), no es un sector que tenga contacto directo con el consumidor. Específicamente los fabricantes y distribuidores de soluciones. Quizá sea esta una gran materia pendiente. Se desarrollan soluciones pensadas desde lo que la tecnología puede hacer, pero no desde lo que el usuario necesita. Esto demanda altos costos de implementación, que muchas veces no logran cumplir con las expectativas del consumidor. El Dr. Raúl Castro, director del Estudio que lleva su nombre, coordina el Consejo Asesor de Urbanizaciones Privadas de ALAS (Asociación Latinoamericana de Seguridad). Lo entrevistamos para unlugarseguro.tech con el fin de entender cuál es la finalidad de dicha grupo de trabajo.

dr raul castro alas
Dr. Raúl Alfredo Castro

¿Cuál es el principal foco de su actividad en el sector?

Nosotros tenemos 27 años de experiencia en el asesoramiento de lo que se denomina “conjuntos inmobiliarios”, countries, barrios privados, parques industriales, etc.

Desde hace unos 15 años comenzamos a enfocarnos en aspectos relacionados con la seguridad privada, principalmente electrónica.

¿Cómo llegaron a este mercado en particular?

Nuestro primer acercamiento a la seguridad electrónica fue como abogados asesores de CASEL (Cámara Argentina de Seguridad Electrónica) y hace poco nos sumamos a ALAS, que recientemente abrió su capítulo argentino, y esto nos permitió juntar ambas actividades, todo nuestro “know-how” en seguridad electrónica y humana, y el que tiene que ver con todo lo relacionado a conjuntos inmobiliarios. Gestión, legal, contable, laboral, etc.

Es decir, todas las cuestiones que un barrio tiene en su actividad cotidiana. Para ello brindamos un sistema de asesoramiento de 24hs los 365 días del año.

¿Cuál es su actividad dentro de ALAS?

En cuanto a ALAS, como socios en la categoría “Profesionales de la Industria” nos ha tocado colaborar realizando la coordinación del Consejo Asesor de Urbanizaciones Privadas, tratando justamente de aportar las experiencias antes señaladas.

¿Cuál es la función de ese Consejo Asesor?

La idea es crear una suerte de “laboratorio de ideas” en el cual se intercambien experiencias ente los citados usuarios finales, se adviertan comunes problemáticas y se logre consensuar conclusiones que sean de aplicación común a este tipo de emprendimientos. Dichas conclusiones, que serán derivadas de las problemáticas del sector en materia de seguridad, permitirán a los actores de esta industria aportar soluciones para gestionarlas. Es allí donde los actores de esta industria, ya fuera del ámbito de ese Consejo Asesor, pero sí dentro de ALAS, podrán establecer estrategias de desarrollos que permitan crear soluciones para las problemáticas destacadas.

Es por ello que ALAS viene sumando como socios a los consumidores que pertenecen a este segmento (los conjuntos inmobiliarios), quienes pueden asociarse a ALAS, sin costo de membresía, de manera excepcional, siendo esta una forma de fomentar el acercamiento a la Asociación y al mercado en general.

Esto es un trabajo en conjunto, que demanda mucha atención, de ambas partes. Por primera vez se pone foco en esta que es una necesidad relegada desde siempre. La posibilidad de generar soluciones basadas en necesidades reales. De punta a punta.